Academia Internacional de Medicina Estética Máster Universitario en Medicina Estética

 

Entrevistas

«La ley actual y nuestra cultura dificultan los trasplantes de rostro»

 

09/02/2006 El Norte de Castilla

El Dr. José Manuel Pérez Macías, presidente de la Asociación Española de Cirugía Estética, explica que en España hay muchos cirujanos que pueden realizar esta intervención porque «la técnica es convencional»

El presidente de la Asociación Española de Cirugía Estética (AECE), el vallisoletano José Manuel Pérez Macías, asegura que el 'revuelo mediático' que se ha organizado con la presentación el lunes en Francia de la primera persona con un trasplante parcial de rostro -rueda de prensa a la que acudieron unos doscientos periodistas de todo el mundo- «es debido a que es un trasplante muy singular». «Se llama ATC (Autotrasplante de Tejido Compuesto) porque no solamente se ha trasplantado piel o músculo si no que se ha trasplantado piel, músculo, grasa y, por supuesto, se han hecho conexiones arteriovenosas y nerviosas», explica este médico.

-¿Qué diferencias existen entre este trasplante y, por ejemplo, uno de riñón o corazón?

-Los autotrasplantes de tejido compuesto son más problemáticos a la hora del rechazo, por eso, estos trasplantados tienen que estar toda la vida realizándose biopsias para ver si hay posibilidad de rechazo; algo que puede suceder a lo largo de toda la vida. La etapa más peligrosa para el rechazo es durante el primer año y sigue con bastante intensidad durante el segundo, luego, la posibilidad decrece hasta un 50%, pero la posibilidad de rechazo continúa toda la vida.

-¿A eso no ayudan los tratamiento inmunosupresores?

-Este es el mayor problema. El trasplantado tiene que vivir siempre con un tratamiento inmunosupresor y tomar inmunosupresores tiene unas limitaciones en la vida: se está muy expuesto a infecciones, se pueden desarrollar tumores, pueden sobrevenir carcinomas... Estas cosas hay que saberlas y asumirlas y no todo el mundo lo resiste.

Cirujanos capacitados

-¿España está preparada para llevar a cabo este tipo de intervención?

-En España hay muchos cirujanos que la puedan hacer, no es privativa de uno. Lo que pasa es que los cirujanos, entre los que me incluyo, somos un poco divos -va con la profesión- y siempre existe el prestigio de hacerlo el primero. En Madrid, el doctor Gómez Bravo ha pedido el permiso pero se lo han denegado. El año pasado en Valencia y este año en Sevilla se ha realizado un autotrasplante de cuero cabelludo y orejas y han sido dos éxitos. Así que cirujanos plásticos capacitados hay unos cuantos.

-¿Las veremos pronto?

-Lo importante es encontrar un donante adecuado y que la administración y las leyes lo permitan. Según nuestra Ley de Trasplantes, el órgano trasplantado tiene que ser un órgano vital y el rostro no es un órgano vital, aunque pueda afectar mucho a la vida del paciente. Además, obliga a devolver el donante a los familiares en condiciones normales. Y si a un señor le quitan un riñón, nadie sabe que se lo han quitado, pero si le quitan media cara... ¿a ver qué familia asume eso! Puede ser que lo asuman pero en nuestra cultura es mucho más difícil. El aumento de las cremaciones a la hora de realizar los enterramientos puede ayudar.

-Habrá que revisar la ley.

-Lo que está claro es que no se pueden poner puertas al campo. Nosotros somos científicos y no hay que cerrar los ojos al mundo. Hay que ser investigadores pero hay que saber el terreno que pisamos con seguridad y, en este momento, la capacidad humana ese reto lo tiene asumido, el problema es la legislación actual y los donantes apropiados. Actualmente las leyes son como son.

Vuelta atrás

-La primera persona en el mundo a la que se le trasplantó la mano de un cadáver al haber perdido la suya pidió un par de años después que se la amputaran. ¿Que pasaría si la francesa Isabelle Dinoire se arrepintiera de su trasplante de rostro?

-Por eso hay que hacerlo en una persona muy estable desde el punto de vista psicológico. Habría que volver a reconstruir la zona, que se puede hacer. Hay técnicas reconstructivas que, aunque no dan el mismo resultado estético, dan un muy buen resultado también, desde el punto de vista técnico. Por ejemplo, la reconstru-cción total de la nariz se puede hacer perfectamente con los propios tejidos. Se saca tejido de la frente y la gente se asombraría de los resultados tan fantásticos. Son técnicas complejas pero se pueden hacer. La polémica también ha existido porque hay técnicas alternativas.

-¿Qué técnicas?

-Microquirúrgicas y no microquirúrgicas. A la persona que tiene una parálisis facial se le puede hacer un trasplante de músculo y darle cierta movilidad a la boca, por ejemplo.

-¿Cuáles son más complejas las de los autotrasplantes de tejido compuesto o las reconstructivas?

-Las técnicas para los autotrasplantes son técnicas muy convencionales. En España, la cirugía estética la realiza el cirujano plástico pero, en China, por ejemplo, la diseña el cirujano pero la realiza un técnico. Lo más difícil de todo es la indicación médica, que es la que realiza el cirujano; el resto es pura técnica y con la práctica no se necesita más.

 

Volver arriba

© 2004 - 2014, Academia Internacional de Medicina Estética Universitaria
Aviso legal - Programador - Webmaster

Usuario:

Contraseña:

Entrar en el FORO  AIMEU

Bolsa de TRABAJO

*Conozca aquí a los últimos Académicos inscritos en la AIMEU

Palabra clave:

Contacte:

*info@aimeu.org

Recomendaciones:

Máster Universitario en Medicina Estética

Sociedad Española de Medicina Estética