Academia Internacional de Medicina Estética Máster Universitario en Medicina Estética

 

Entrevistas

Natalia Ribé: "Se llevan los pómulos marcados, una zona oval definida y las arrugas de expresión suavizadas"

 

28/11/2010 LAVANGUARDIA.es

La especialista en medicina cosmética y de envejecimiento afirma que la cara es la parte que más preocupa del cuerpo.

“Envejecer es algo que no nos gusta”. Así lo asegura Natalia Ribé, especialista en medicina cosmética y del envejecimiento, que ha creado tratamientos antienvejecimiento globales que permiten retrasar los signos que delatan nuestra edad y ofrecer una cara de presentación acorde con las actuales exigencias estéticas. Miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética, de la Sociedad Española de Medicina Estética y de la Union Medicine Esthetique, la trayectoria profesional de Natalia Ribé, que también es andróloga, ha sido reconocida por el Foro Europa 2001, institución que la ha galardonado recientemente con la medalla de oro.

¿Cual es el último avance en medicina estética?

Un tratamiento específico para tratar la flaccidez facial global de la cara. Estamos hablando de un inductor del colágeno que restructura nuestra dermis de una manera gradual y progresiva gracias a la estimulación de los fibroblastos, proporcionando a la piel un aspecto más terso. Además, permite recuperar el contorno y el óvalo de la cara.

¿En qué medida los tratamientos actuales pueden sustituir a la cirugía plástica?

La medicina estética es compatible y en ocasiones complementaria a la cirugía. Es cierto que hoy en día gracias a los avances en nuevos productos y tecnologías se permite retardar el proceso de envejecimiento, así como el paso por el quirófano. Por ejemplo, en aquellos casos de pacientes con gran flaccidez facial o en el cuello, o con exceso de piel en los párpados, la primera opción será la quirúrgica y a posteriori nos encargaríamos de cuidar y pulir el aspecto de la piel para alargar también los efectos de la cirugía. Siempre digo que la cirugía nos ayuda a cortar el exceso de piel sobrante y la medicina estética ayuda a tratar las arrugas de expresión, rellenar los pliegues y arrugas o dar volumen, así como hidratar la piel para que tenga un aspecto más sano y jugoso.

¿Por qué a las mujeres no les gusta envejecer?

Ni a las mujeres ni a los hombres. A todos nos gusta tener un aspecto bueno y saludable y oír qué buena cara tenemos. No hay que olvidar que nuestra imagen es nuestra carta de presentación.

En cuanto al aspecto físico, ¿qué es lo que más nos preocupa?

Principalmente la cara, porque es lo que primero se ve. Una vez se han hecho los tratamientos adecuados de la misma, es cierto que hay que pensar en otras zonas algunas veces olvidadas como el cuello, el escote y las manos, que también pueden delatar nuestra edad. Sin embargo, aunque la cara es fundamental, el cuerpo también preocupa. Éste debe ir acompañado de un peso adecuado a la edad, a la altura, y al sexo de cada uno. Existen tratamientos específicos para conseguirlo.

¿Cree que hay mujeres víctimas de la estética?

Sí, mujeres fundamentalmente; pero hombres, también. Como todo, con cierta medida y con el adecuado consejo y orientación por parte del profesional, el o la paciente tendrá un buen aspecto sin parecer que se ha hecho nada. Mi lema es menos es más, siempre individualizando los tratamientos a cada paciente.

¿Qué hay de malo en envejecer?

Envejecer es un proceso inevitable y debemos sentirnos afortunados por ello. Pero podemos acompañar dicho proceso ofreciendo un aspecto natural y saludable, sin olvidar que no todos envejecemos por igual ni precisamos los mismos tratamientos.

¿Cuál es el actual canon de belleza?

Pómulos marcados, zona oval bien definida y arrugas de expresión suavizadas. Recuperar los volúmenes perdidos y tener una piel hidratada y luminosa, que se pierden con el paso del tiempo.

¿Cómo es la consumidora perfecta de medicina estética?

Una paciente que se deja aconsejar y orientar por el profesional.

¿Podría citar algún caso en el que se haya negado a ofrecer el tratamiento requerido por no considerarlo adecuado?

Cualquier paciente que me ha pedido un exceso y no ha entendido las limitaciones de la medicina estética. También he tenido casos de pacientes con dismorfofobia, síndrome de distorsión de la imagen, que sufren una alteración de la percepción de su estado físico. Estos nunca se ven ni se verán bien.

 

Volver arriba

© 2004 - 2014, Academia Internacional de Medicina Estética Universitaria
Aviso legal - Programador - Webmaster

Usuario:

Contraseña:

Entrar en el FORO  AIMEU

Bolsa de TRABAJO

*Conozca aquí a los últimos Académicos inscritos en la AIMEU

Palabra clave:

Contacte:

*info@aimeu.org

Recomendaciones:

Máster Universitario en Medicina Estética

Sociedad Española de Medicina Estética